X

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación y realizar labores analíticas. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Mapa Web

Volver

Líneas de Galvanizado y Pintura

Líneas de Galvanizado y Pintura

Las líneas de galvanizado por inmersión se diseñan especialmente para reducir el montante de la inversión y garantizan el adecuado recubrimiento en la calidad y cantidad requeridas, así como el mantenimiento de las características metalográficas del sustrato. La uniformidad de capa es excelente y se asegura una buena adherencia en todo el rango de espesores y velocidades. Las líneas se dotan de acumuladores (verticales u horizontales) para poder soldar el final de una bobina con el inicio de la siguiente en un proceso continuo sin detener en ningún instante la línea en la zona de galvanizado. Los hornos pueden tener dos secciones para optimizar el calentamiento. Las cubas de inmersión en cinc disponen de los equipos adicionales necesarios para su llenado, vaciado y manipulación, así como el mantenimiento de la temperatura adecuada. El nivel del baño se mantiene constante automáticamente detectándose cuándo un nuevo lingote debe ser introducido en el sistema. Las líneas pueden incluir secciones de skin-pass, aplanado y corte de bordes. Dependiendo de la producción, puede haber uno o dos enrolladores.
Las líneas de pintura líquida se basan en un sistema de aplicación de recubrimiento por medio de rodillos (que puede ser directo o inverso). La pintura puede ser epoxy, fluorocarbonada, acrílica, plastisol, orgánica (alkyd u organosol), vinílica, etc. El dispositivo es ajustable de modo que puede determinarse el espesor de la capa de pintura con mucha precisión. Puede aplicarse el recubrimiento a ambos lados de la banda. Antes de la aplicación, la banda es limpiada exhaustivamente en una sección de limpieza con rociado químico para lograr una superficie que permita la adecuada adherencia de la pintura. Después de aplicar la pintura, y a fin de que quede fijada rápidamente, se usan hornos de curado y secado de alta eficacia. Dentro de ellos, la banda no toca ninguna superficie para no dañar la pintura. Los hornos son ajustables, asimismo, para que puedan trabajar con los diversos tipos de materiales y recubrimientos y están dotados de todos los equipos necesarios para minimizar el impacto ambiental de los humos expedidos. Para ello, se utilizan incineradores regenerativos TRO. El enfriamiento de la banda pintada puede hacerse por agua, aire o una combinación de ambos. Dependiendo de la producción, puede dotarse a la instalación de una doble entrada y una doble salida. Los acumuladores pueden ser verticales u horizontales.
 

Volver

  • Mondragon
  • Linkedin
  • Flickr
  • Youtube
  • Slideshare