X

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación y realizar labores analíticas. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Mapa Web

Linea de prensasLinea de corte longitudinal

Volver

28/01/2016 - CONTROL DE PARALELISMO COMO GARANTÍA DE CALIDAD DE PIEZAS NO METÁLICAS

FIBERPACHS S.A. es uno de los proveedores más importantes dentro del sector automoción, especializado en accesorios y recambios plásticos moldeados con el sistema de compresión en caliente SMC (Sheet Moulding Compound).

En abril de 2014, FAGOR ARRASATE hizo entrega a la empresa FIBERPACHS S.A. de la prensa hidráulica monobloque de 1000Tn. para conformar materiales compuestos en sus instalaciones de Pacs del Penedes. La nuevas prestaciones de la máquina, han sido valoradas muy positivamente por el Cliente que ha sabido apreciar la complejidad, calidad y prestaciones de la máquina así como los esfuerzos realizados por FAGOR ARRASATE para satisfacer sus necesidades.

El control de paralelismo del carro en el prensado, se consigue por medio de cuatro cilindros servoaccionados independientes, monitorizados cada uno con un encoder lineal y dos transductores de
presión.

Los cilindros están colocados en las esquinas del bastidor, trabajando directamente contra el carro y son capaces de realizar una fuerza de 500kN cada uno, permitiendo controlar individualmente en cada ciclo la embutición en cada una de las esquinas sobre la mesa móvil.

Un buen paralelismo en el proceso es garantía  de calidad de la pieza, ya que de no existir el hueco entre las dos partes del troquel variará y se modificará la transmisión de calor y presión en cada punto, por lo que el reparto del material que se va fundiendo –fruto del calor del troquel y repartiendo por todo él debido a la presión– no será homogéneo y se producirán desigualdades en los espesores y por lo tanto en las características mecánicas y acabado superficial de la pieza. Estos requisitos pueden conseguirse con las prensas hidráulicas pero no con las mecánicas convencionales por la dificultad que tendrían para lograr un buen control de velocidad lenta y presión variable del carro. Es posible calentar de forma diferente las dos partes del troquel para mejorar la calidad de la pieza o darle características diferentes en cada cara y, sobre todo, para conseguir un buen encaje de ambas partes, no sea que por haber sufrido diferentes dilataciones se pueda dañar el troquel. Todo ello se controla y monitoriza en el panel de control y tiene alarmas que indican sobrecalentamientos de molde.

Para leer el artículo, use este enlace.

 

Volver

  • Mondragon
  • Linkedin
  • Youtube
  • Flickr